10 RAZONES PARA CREER en la fe cristiana (segunda parte)

7 Su análisis de la naturaleza humana

La Biblia dice que el verdadero problema de la sociedad es un problema de corazón. En una edad caracterizada por la información y la tecnología, los problemas de carácter han escandalizado las instituciones de la familia, el gobierno, la ciencia, la industria, la religión, la educación y las artes. En la sociedad más sofisticada que el mundo ha conocido jamás, nuestra reputación se ve empañada por problemas de prejuicios raciales, adicciones, abusos, divorcios y enfermedades venéreas. Muchos desean creer que nuestros problemas proceden de la ignorancia, la dieta y el gobierno. Sin embargo, a nuestra generación y a todas las demás Jesús dijo: “Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias. Estas cosas son las que contaminan al hombre …” (Mateo 15:19-20)

8 Su visión de los logros humanos

Generación tras generación ha esperado lo mejor. Hemos peleado guerras que terminarían con todas las guerras. Hemos desarrollado teorías educativas que producirían niños iluminados y no violentos. Hemos concebido tecnologías que nos librarían de la esclavitud opresiva del trabajo. Pero estamos más cerca que nunca de lo que el Nuevo Testamento describe como los tiempos del fin, caracterizados por guerras y rumores de guerras, terremotos, enfermedades, pérdida de afecto natural y engaño espiritual (Mateo 24:5-31; 2ª Timoteo 3:1-5 )

9 Su impacto en la sociedad

Un rabino carpintero de Nazaret cambió el mundo. Los calendarios y los documentos fechados dan testimonio silencioso de su nacimiento. En los techos, las cadenas y los aretes, la señal de la cruz da testimonio visual de Su muerte. La visión occidental del mundo, que provee la base de la moralidad social, la metodología científica y la ética que han servido de empuje a la industria, tienen sus raíces en los valores cristianos. Las agencias de ayuda social, sea en el Occidente o en el Oriente, no se basan en los valores del hinduismo, el budismo, el ateísmo ni el agnosticismo secular, sino en los valores directos o residuales de la Biblia.

10 Su oferta de salvación

Los puntos de vista religiosos alternativos tienen salvadores que permanecen en sus tumbas. Ningún otro sistema ofrece la vida eterna como regalo a aquellos que confían en Aquel que triunfó sobre la muerte por ellos. Ningún otro sistema ofrece seguridad de perdón, vida eterna y adopción en la familia de Dios por llamar y confiar en Alguien en la misma forma que una persona a punto de ahogarse llama y confía en el rescate de un salvavidas (Romanos 10:9-13). La salvación que Cristo ofrece no depende de lo que hemos hecho por Él, sino de nuestra aceptación de lo que Él ha hecho por nosotros. En vez de esfuerzo moral y religioso, su salvación requiere que admitamos nuestros pecados en reconocimiento de nuestra necesidad. En vez de logros personales de fe, requiere que confesemos nuestro fracaso. A diferencia de todas las demás opciones de fe, Cristo nos pide que lo sigamos a Él, no para merecer nuestra salvación, sino como expresión de gratitud, amor y confianza en Aquel que nos ha salvado (Efesios 2:8-10)

 

Estimado amig@:

No estás solo si todavía no te sientes convencido de cuan razonable es la fe en Cristo. Pero ten en cuenta la aseveración de Jesús de que no tenemos que resolver nuestras dudas por nosotros mismos. El dijo: “El que quiera hacer la voluntad de Dios, conocerá si la doctrina es de Dios, o si yo hablo por mi propia cuenta” (Juan 7:17)

Si realmente ves lo razonable que es la fe en Cristo, ten en cuenta que la Biblia dice a la familia de Dios: “Porque por gracia sois salvo por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe” (Efesios 2:8-9). La salvación que Cristo ofrece no es una recompensa por nuestros esfuerzos, sino un regalo a todos los que ponen su confianza en Él.

Si podemos ayudar a contestar tus preguntas o quieres recibir más información sobre estos temas, por favor, no dudes en llamarnos o visitarnos. ¡Que Dios te bendiga!

 

(Puedes leer la primera parte de este artículo pinchando aquí)


Fuente: RBC Ministerios (Adaptado)

Leave a Reply